Actualmente no cabe duda de que el cuidado de la salud periodontal puede ayudar a preservar una buena salud cardiovascular

La salud bucal y las enfermedades del corazón están conectadas por la propagación de bacterias y otros gérmenes, desde su boca a otras partes de su cuerpo mediante el torrente sanguíneo. Cuando estas bacterias llegan al corazón, ellas se adhieren a cualquier área y causan una inflamación. Esto puede resultar en enfermedades como la endocarditis, que es una infección en válvulas de nuestro corazón, otras condiciones cardiovasculares como la arteriosclerosis (arterias obstruidas) y la apoplejía también se han relacionado con la inflamación causada por las bacterias bucales.

En años recientes, ha aumentado rápidamente el número de informes basados en estudios epidemiológicos en los que las infecciones bucodentales se asocian con enfermedades sistémicas. El efecto de la infección microbiana de la boca en el resto del organismo no es un concepto nuevo y se remonta a los antiguos asirios antes de Cristo.

Las infecciones bucodentales como las caries y la periodontitis son las enfermedades crónicas más comunes del mundo. Varios estudios muestran que si NO se controlan los factores de riesgo como la edad, el sexo, las altas concentraciones de colesterol, el peso, la hipertensión y otros, las personas con enfermedad periodontal corren mayor riesgo de enfermedad cardiovascular que el resto de la población.

La vinculación entre enfermedad periodontal y cardiovascular resulta especialmente sugerente y evidente “en las enfermedades cardiovasculares en las que hay daño en las arterias”, ya que “esto conlleva un proceso generalizado de inflamación” y, en definitiva, “la enfermedad periodontal no deja de ser una inflamación crónica”.

La edad avanzada, el hecho de fumar y la diabetes tipo 2 aumentan el riesgo de desarrollar tanto enfermedad periodontal como enfermedades cardiovasculares.

La buena higiene bucal y los exámenes dentales regulares son la mejor manera de protegerse contra el desarrollo de la enfermedad de las encías. El cuidado de la salud cardiovascular empieza por la boca. Esto quiere decir que para mantener el corazón y sus allegados en buen estado, tener una buena salud bucal es de suma importancia.

Publicado por Diario Libre