Las principales causas de mortalidad en el mundo son la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular, las cuales ocasionaron 15 millones de defunciones en 2015 y han sido el motivo de mortalidad durante los últimos 15 años.

Estas enfermedades forman parte de una lista de 10, difundidas en un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el cual se detalla que fueron obtenidos de las 56.4 millones de defunciones registradas en 2015. En tercer lugar está la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC),  que causó 3.2 millones de fallecimientos, mientras que el cáncer de pulmón, junto con los de tráquea y de bronquios, se llevó la vida de 1.7 millones de personas.

“La cifra de muertes por diabetes, que era inferior a un millón en 2000, alcanzó los 1.6 millones en 2015. Las muertes atribuibles a la demencia se duplicaron con creces entre 2000 y 2015, y esta enfermedad se convirtió en la séptima causa de muerte en el mundo en 2015”, señala la organización.

Otras enfermedades

Según la OMS, las infecciones de las vías respiratorias inferiores continúan siendo la enfermedad transmisible más letal, ya que causaron 3.2 millones de defunciones en el mundo. Mientras, indica, la tasa de mortalidad por enfermedades diarreicas, que se redujo a la mitad entre 2000 y 2015, fue de 1.4 millones de muertes.

También han disminuido las muertes por tuberculosis durante el mismo período, pero esta enfermedad continúa siendo una de las 10 principales causas de muerte, con 1.4 millones de fallecimientos. Los accidentes de tránsito se cobraron 1.3 millones de vidas; tres cuartas partes de las víctimas (el 76 %) fueron varones.

VIH se redujo

En cambio, dice la organización, la infección por el VIH/sida ya no figura entre las 10 primeras causas; fallecieron 1.1 millones de personas por esta causa.