El Presidente de la Fundación Nacional de Cardiología y Asistencia Médica (FUNDACAM), doctor Tirso Roa Castillo, llamó a tomar conciencia sobre enfermedades de alto riesgo y afirmó que llegó el momento de unir esfuerzos para evitar vernos en el espejo de los Estados Unidos, país en el cual, el presupuesto no da abasto para atender la demanda del gran número de pacientes catastróficos.

El destacado galeno aseguró que la falta de prevención en nuestro país constituye la principal amenaza para el sistema de salud, porque cada día son más las personas que llegan a los consultorios con problemas cardiovasculares o algún factor de riesgo de los cuales desconocen.

 

RECONReconocimiento-Sociedad-Dominicana-de-Cardiología-2OCIMIENTO

Tras recibir una placa de reconocimiento por su labor altruista y desinteresada a favor de los más necesitados, en el marco del 55 aniversario de la Sociedad Dominicana de Cardiología, Roa Castillo consideró que la prevención sigue siendo la mejor alternativa de vida, porque contrario a lo que se pensaba, la mayoría de las enfermedades de altos costos pueden ser evitables, como es el caso de la hipertensión, obesidad y diabetes.

Anunció que debido a esa cruda realidad, tiene previsto inaugurar próximamente en el país el Primer Centro de Enfermedades Catastróficas Evitables (CEPECAEV), el cual tiene como objetivo servir de base para la consolidación de los programas de prevención, y así evitar que más personas sigan siendo víctimas de este tipo de enfermedades.

“Hay que ponerle freno a esto, de ahí nuestro interés como fundación de llevar orientación a todos los lugares del país, en especial en aquellos pueblos apartados de la región sur, donde ya tenemos logros que exhibir como es el caso de nuestro pueblo Las Matas de Farfán, donde por más de una década estamos llevando jornadas preventivas, y hoy les puedo asegurar que no hay un nuevo paciente catastróficos, le pusimos un freno a esa industria”, precisó.

ACTO JURAMENTACIÓN

Durante el acto también fue juramentada la nueva directiva de la Sociedad Dominicana de Cardiología, la cual será presidida por la doctora Claudia Almonte, quien regirá los destinos de esa entidad durante los próximos dos años.

Además de Roa Castillo, también fue reconocido el doctor Rafael Estévez Salce, pasado Presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología.

Al acto asistieron representantes del sector salud y personalidades invitadas.